Promesas, promesas…

Este año fue el año en que me hice propósitos. Tenía el sincero propósito de escribir a diario. Ya fuera en este abandonado blog o en papel (continuando con la sinceridad, prefiero el papel, mil veces).

Cuando me di cuenta, ya estábamos terminando enero y cuando me hice tiempo para comenzar con la tarea ya estaba terminando febrero (nada de lo escrito en febrero es digno de ser visto, de verdad) y  cuando me reprendí a mi misma por ser tan decepcionante, estábamos por finalizar marzo. Lo que es igual a …. hoy… 28 de marzo.

Si bien he cumplido a medias mi promesa, no lo he hecho públicamente. Lo mas probable es que no estén para saberlo pero si he escrito. Nada que destaque, la verdad. He tenido un pésimo estado de animo desde que se inicio el año y de alguna forma, eso no me ha inspirado a escribir algo… aceptable, incluso para mi misma. Con esto no quiero decir que todo lo que escribo me gusta, porque he releído algunas cosas y … creo que son muy embarazosas.

También me prometí, desde que inicie con este blog y mucho antes cuando inicie con las redes sociales, que no desahogaría aquí mis penas y que no escribiría nada personal, como un diario intimo, pero al final, aquí estoy otra vez mintiéndome y escribiendo esta clase de entrada en donde me compadezco de mi y mi incompetencia.

Tal vez este sea un buen momento para detenerme y dejar de prometer cosas por un tiempo, pero ya sabemos cual será el resultado, así que simplemente voy a detenerme.

Esta entrada es para ofrecer una atenta y respetuosa disculpa a mis lectores, quienes aunque son pocos, tienen un lugar especial en mi corazón por leerme, por señalar que les gusta una entrada y por no hacerlo, también.  Trataré de hacerlo mejor y espero que sea pronto.

Anuncios

Autor: Rous

Cuando era niña alguna vez soñé con convertirme en una gran escritora y fotógrafa. Actualmente soy ingeniera civil pero sigo insistiendo en mi futuro humanista. Tengo muchas historias, pero todas pasan en mi cabeza. Ahora trato de dar el siguiente paso y comenzar a compartirlas.

1 comentario en “Promesas, promesas…”

  1. Tus palabras siempre tan sinceras Rouss. Con la misma sinceridad te repito que me gusta cómo escribes, me gusta leerte, es una forma muy interesante de conocerte más. Creo que deberías compartir este texto y tu blog con gente que disfrute leer por internet. Te aseguro que muchos estarán atentos a cada entrada y te ayudarán a escribir y publicar con más frecuencia.
    Saludos 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s