11) Reír llorando.

Estaba en esa temporada que al mundo le encantaba llamar vacas flacas. Le daba algo de risa, porque si miraba bien, no tenía ni un solo animal. El mundo creía que era algo de ayer y eso era lo que se decía todos los días al despertar, pero si lo pensaba en serio, se desternillaba de risa, porque no era verdad.

Todo iba en retroceso, sentía el agua diez metros arriba de la coronilla. Empezó con una tontería. Le siguió una estrepitosa reacción en cadena que se llevó todo a su paso. Decidió no correr de un lado a otro para evitar que todo se derrumbara. Tomó asiento y tranquilamente, apreció la destrucción.  “The ride of the Valkyries” sonaba, haciendo que el corazón se le encogiera, los vellos se le erizaran, las lágrimas surgieran y los arrepentimientos brotaran.

Le causaba risa ver como todo a su alrededor se desmoronaba. Reía, como si la locura al fin hubiese alcanzado cada una de sus células, como si la demencia le poseyera por completo. De alguna forma, había dejado de existir, dejando de importarle absolutamente todo, porque después de tanto, era el todo lo que había causado el estrago. Apareció a su lado combustible y cerillos. Roció los restos del desastre. “Por favor, desaparece.” – dijo antes de lanzar un pedazo de fuego y dar la media vuelta.

A su espalda todo ardía. Siseaba, recordándole que había existido, para reprocharle en lo que había fallado, pasando lista a lo que había perdido. Siseaba fuerte esperando que se arrepintiera y regresara a apagar las llamas, ansiando que recapacitara. Pero no lo hizo. Siguió caminando, aun con lágrimas, aun con risa. Regresaría, tal vez, algún día y si para entonces, por algún milagro encontraba algo aún con vida, se pensaría el empezar a tirar pa’ rriba.

Anuncios

Autor: María Pérez

Cuando era niña alguna vez soñé con convertirme en una gran escritora y fotógrafa. Actualmente soy ingeniera civil pero sigo insistiendo en mi futuro humanista. Tengo muchas historias, pero todas pasan en mi cabeza. Ahora trato de dar el siguiente paso y comenzar a compartirlas.

Un comentario en “11) Reír llorando.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s