9) Rosa vs Rosa (PARTE 2).

“En el terreno baldío de la manzana 5 a las 3 de la tarde, solo tú y yo. Si quieres pelea, vas a tenerla, pero no aquí”.

A Rosario le sudaban las manos y no podía dejar de pensar en “Rosa”, quien la había ridiculizado en público en todos los sentidos y para devolverle el favor invitó a todo el mundo a su pelea, como si se tratase de una fiesta, alardeaba de qué diría y cómo haría trizas a esa habladora, porque estaba segura de que ganaría.

Leer más “9) Rosa vs Rosa (PARTE 2).”

Anuncios

8) Rosa vs Rosa (PARTE 1).

Rosalba o “Rosa”, estaba a punto de estallar en ira pura. Estaba harta de ella, de la usurpadora: Rosario o también “Rosa”, la hermana de su madrina y su archienemiga, desde… siempre. Rosalba no podía recordar un mal trago en su corta vida en el que Rosario no estuviera presente. Para colmo asistían a la misma escuela, ¿acaso la vida podía ser más dura? La respuesta era SI. En ese momento, Rosario estaba acusando a Rosalba de chismosa frente a toda la escuela.

Leer más “8) Rosa vs Rosa (PARTE 1).”

7) El camino.

Había sido un día provechoso y esa sería la última casa que visitaban. Ya en la puerta, Doña Claudia les decía qué camino tomar. Alejandra, Oscar y Elena ya estaban lejos de la puerta, así que no escucharon, solo Maru y Héctor se quedaron a atender las indicaciones de la señora. Era simple, en la bifurcación camino arriba debían ir a la derecha y no a la izquierda. Cuando preguntaron la razón, hubo un silencio. “Tomen el de la derecha” fue toda la respuesta.

Leer más “7) El camino.”

6) Volando.

La despertó un zumbido inusual y tenebroso, como un grito de terror de inframundo. No tenía idea de en donde se encontraba y aunque la superficie era definitivamente su cama, el rededor no parecía ser su habitación. Había viento por doquier y su cabello volaba en todas direcciones mientas la cama se balanceaba al son del viento gélido que no dejaba de soplar. “¿Qué está pasando?” era la única pregunta que asomaba en su mente, lo demás estaba en blanco.

Leer más “6) Volando.”

5) Nuño.

Era una suerte que a nadie se lo hubiera ocurrido cancelar su vuelo por causa del clima, porque al parecer estaba por empeorar. A pesar del frío, tenía calor en el cuerpo. Hizo todo el circo para ingresar al país y cuando al fin había pasado todos los controles, salió a la calle y tomó un taxi. Leer más “5) Nuño.”

4) En la madrugada del siguiente día .

Punzadas agonizantes en el cuerpo. Un sonido sordo, que le taladraba el cerebro, no se detenía. La sensación de haberse perdido de algo era abrumadora. Trataba de abrir los ojos, pero no sabía si lo estaba haciendo mal o simplemente había quedado ciego. ¿Por qué estaba el suelo tan cálido? ¿A caso era su cama? No, no era tan suave para ser su cama, pero sentía unas ganas inmensas de dormir ahí mismo. Leer más “4) En la madrugada del siguiente día .”

3) Adela

Aquel día había sido de esos en los que es preferible no salir de la cama hasta que el sol aparezca de nuevo por el mismo lugar, pero igualmente se levantó e hizo todas sus actividades, con más pena que gloria, por lo que al llegar el final del día, estaba más que desesperada por llegar a casa, ponerse cómoda, tomar algo caliente e ir a la cama. Pero cuando abrió la puerta de su casa y vio la nota, ahí, casi inadvertida, el corazón se le detuvo un segundo que pareció una vida. Leer más “3) Adela”